Los enlaces de navegación de esta página se encuentran después del contenido. Si no desea consultar todo el contenido seleccione esta opción para ir a los menús de navegación.

Si desea guardar la ficha en formato pdf pulse aquí

Carta Etnográfica de Gran Canaria

882 - CRUZ DE MORISCOS

CRUZ DE MORISCOS

00882 - CRUZ DE MORISCOS,TRANSPORTE,TERRESTRE CRUZ DE MORISCOS,TRANSPORTE,TERRESTRE
DATOS GENERALES
CÓDIGO: 00882
ACTIVIDAD: TRANSPORTE
GRUPO / TIPO: TERRESTRE / CRUCES CONMEMORATIVAS
ANTIGÜEDAD: SIGLO XX
SUPERFICIE: 1 m2
USO ACTUAL: ABANDONADO
D.G.P.H : 3-11-12-56
limpia
Mapa de localización
LOCALIZACIÓN
35350 - LAS ARVEJAS
ARTENARA
UTM CUADRANTE: 28 X: 439316 Y: 3099672
ALTITUD: 1696 m.
TOPONIMIAS: CRUZ DE MORISCOS-MORISCOS
CARTOGRAFÍA: 35-00-N

Ver detalle del mapa a pantalla completa
Ver con Google Earth
limpia
ESTADO
DESTRUCCIÓN POR OBRAS: NO
SAQUEOS: NO
ALTERACIONES NATURALES: SI
OTRAS ALTERACIONES: SI
ESTADO: BUENO
FRAGILIDAD: MEDIA
VALOR CIENTÍFICO: ALTO
PROPIEDAD: PRIVADA
CLASIFICACIÓN DEL SUELO: RÚSTICO
CALIFICACIÓN DEL SUELO: RÚSTICO DE PROTECCIÓN DE ENTORNOS
NIVEL DE PROTECCIÓN: 8

OBSERVACIONES ESTADO: LA CRUZ EN SU PARTE ALTA ESTA MEDIA DESPRENDIDA, Y TIENE UNAS PIEDRAS QUE SIRVEN DE CALZO. TAMIBIEN TIENE EN SU INTERIOR A MODO DE ARMAZON UNA BARRA DE HIERRO.

DOCUMENTACIÓN: LUJAN HENRIQUEZ, J.A.: Aspectos Históricos de Artenara. Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria. 1994.- SUÁREZ MORENO, F. (2006): "LAS CRUCES Y LAS ENRAMADAS DE MAYO", EN CUENTOS DESDE LA ALDEA, REVISTA Nº 103. - Cruces en los caminos de Artenara, Luján, J.A. (1999).Vamos p’al Pino. Caminos para el encuentro. Cabildo de Gran Canaria (2001).Toponimia de Artenara, Luján y Ortega (2007).Ismael Díaz González, (87 años, Artenara, 2013). Ángel Vega Rodríguez, conocido por ‘Juan Isidro’, (78 años, Artenara,2006).José Juan Sánchez Melián (68 años, Artenara,2013)].

OBSERVACIONES
LOCALIZACIÓN: DESDE EL MIRADOR DE PINOS DE GÁLDAR ASCIENDE POR LA CARRETERA QUE ESTA EN FRENTE EN DIRECCIÓN A LA VERTIENTE ESTE DEL MONTAÑON NEGRO, Y A LA ALTURA DE UNA CURVA MUY CERRADA A LA IZQUIERDA. SALE DE ESTA A LA DERECHA UNA PISTA DE TIERRA QUE NOS LLEVA AL BIEN TRAS TOMAR A LA DERECHA EN EL PRIMER CRUCE, Y CONTINUAR CON UNOS 200 METROS, JUSTO EN EL CRUCE DONDE COINCIDEN 4 PISTAS DE TIERRA.

HISTORIA: HAY UNA PLACA CON UNA INSCRIPCION QUE DICE: CRISTO VENCE, REINA Y TRIUNFA. MONUMENTO AL REDENTOR 6 - 1913. LAS CRUCES DE CAMINOS, DEGOLLADAS Y MONTAÑAS INDICABAN LA PROXIMIDAD DE UN CASERÍO Y SERVÍAN DE DESCANSO A LOS CORTEJOS FÚNEBRES. SE LEVANTABAN COMO PROMESAS COLECTIVAS O INDIVIDUALES EN ACTOS MISIONALES O COMO CALVARIOS DE ADVOCACIONES RELIGIOSAS. OTRAS ERAN TESTIGOS DE DEFUNCIONES IN SITU, QUE A VECES LA TOPONIMIA INMORTALIZABA. Este histórico camino, que en gran medida conserva su trazado, se ha convertido en el último tercio del siglo XX en pista forestal. La cruz fue colocada en el año 1913, por el quesero de Arucas Cristóbal Perera Rodríguez, en acción de gracias tras haber resultado ileso de la aparatosa caída de un caballo. Este comerciante era el padre de Modesta Perera, que procreó una familia con arraigo en Artenara. Con el dinero allí recaudado se compraban voladores que se hacían explotar en la fiesta de las Cruces que se celebraba en mayo. Durante casi cuarenta años, hasta mediados del siglo XX, el lugar se convirtió en punto de llegada de un Viacrucis realizado por los feligreses de Artenara incitados por el párroco, Miguel Díaz Sánchez, mientras se hacían rogativas y se oficiaba una misa. La jornada se convertía en una fiesta campestre con la concurrencia de los vecinos de los barrios colindantes. Algunos labriegos de Las Peñas y de Las Arvejas, como José Godoy y Victorino González, acudían con sus bestias y aprovechaban la ocasión para hacer, a modo de carrera de caballos, una exhibición de sus habilidades para subir la cuesta desde Los Almaderos hasta Los Moriscos.

DESCRIPCIÓN: CRUZ HECHA EN PIEDRA LABRADA SOBRE DISTINTOS BASAMENTOS ENTRE CUADRADOS Y RECTANGULARES, TAMBIEN DE PIEDRA LABRADA. TIENE UNA PLACA DE MÁRMOL BLANCO CON UNA INSCRIPCION LABRADA. La Cruz está construida en piedra labrada sobre una peana que descansa en un asentamiento de mampostería en forma de altar. En su base existe una placa de mármol con la siguiente inscripción: «Cristo vence y triunfa, monumento al Redentor - 1913». En una pequeña hornacina, cubierta con un cristal existía una imagen de la Virgen, y en un hueco del altar estaba colocada una alcancía metálica en la que los caminantes solían depositar algunas ofrendas.

OBSERVACIONES GENERALES: SI DE DÍA ESTAS ESTAS CRUCES ERAN JALONES DE ORIENTACIÓN, DE NOCHE O CON LAS BRUMAS DEL ALISIO QUE EN CASCADAS REBASAN LA CUMBRE, GENERABAN TEMORES, PUES A MUCHAS LAS RODEABAN HALOS MÁGICOS, A VECES, FANTASMAGÓRICOS, TRANSMITIDOS DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN POR LA TRADICIÓN ORAL. Las cruces han estado rodeadas de significaciones mágico-religiosas. Eran anuncio de la proximidad a una zona habitada, lugar de descansaderos de féretros o de conjura para ahuyentar creencias paganas o expresiones brujeriles. Los solitarios caminos de la cumbre eran escenario propicio para estas manifestaciones mágicas. Algunos arrieros de estas comarcas narran que en muchas ocasiones se solían detener las bestias al ver algunas luces que a ellos les parecían almas en pena. Con el fin de ahuyentarlas, realizaban cruces de manera improvisada con ramas de escobones y pronto desaparecía el embrujo. Otras veces decían que solían escuchar ruidos misteriosos en la zona de La Hoya de la Fuente pero con el paso del tiempo se ha comprobado que el misterioso ruido lo formaba el viento del sur que al llegar a La Cueva del Diablo daba un estampido de tal calibre que se oía en las zonas aledañas y llenaba de temor a los caminantes. Por otra parte, un hecho siniestro se produce en noviembre de 1964, a raíz de la colocación de la red del tendido eléctrico entre La Cruz de Tejeda y Artenara, cuando un fuerte vendaval derribó un poste y una bestia mular, enredada entre los cables, murió electrificada en medio de espectaculares llamas.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Volver a la página principal -
Volver a la principal de FEDAC