Los enlaces de navegación de esta página se encuentran después del contenido. Si no desea consultar todo el contenido seleccione esta opción para ir a los menús de navegación.

Si desea guardar la ficha en formato pdf pulse aquí

Carta Etnográfica de Gran Canaria

9079 - SASTRERÍA RIERA

SASTRERÍA RIERA

09079 - SASTRERÍA RIERA,COMERCIO,TALLERES SASTRERÍA RIERA,COMERCIO,TALLERES
DATOS GENERALES
CÓDIGO: 09079
ACTIVIDAD: COMERCIO
GRUPO / TIPO: TALLERES / SASTRERÍA
ANTIGÜEDAD: SIGLO XX
SUPERFICIE: 100 m2
USO ACTUAL: ABANDONADO
D.G.P.H :
limpia
Mapa de localización
LOCALIZACIÓN
PADRE CUETO, 9
35009 - ISLETA (LA)
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
UTM CUADRANTE: 28 X: 457671 Y: 3113110
ALTITUD: 3 m.
TOPONIMIAS:
CARTOGRAFÍA: GOOGLE EARTH - GRAFCAN

Ver detalle del mapa a pantalla completa
Ver con Google Earth
limpia
ESTADO
DESTRUCCIÓN POR OBRAS: SI
SAQUEOS: NO
ALTERACIONES NATURALES: NO
OTRAS ALTERACIONES: NO
ESTADO: MALO
FRAGILIDAD: ALTA
VALOR CIENTÍFICO: ALTO
PROPIEDAD: PRIVADA
CLASIFICACIÓN DEL SUELO: URBANO
CALIFICACIÓN DEL SUELO: URBANO CONSOLIDADO
NIVEL DE PROTECCIÓN: 8

OBSERVACIONES ESTADO: El edificio modernista donde se encontraba la sastrería en la Calle Padre Cueto 9, ha desaparecido para ocuparlo recientemente un edificio de viviendas. Tenía, además de la sastrería, un patio cubierto con una escalera con balaustrada.

DOCUMENTACIÓN: Máquina de coser antigua. Marca Alfa. Un maniquí de hombre para colocar y montar las chaquetas. Tizas y reglas para la realización de los patrones. En este comienzo del siglo XXI la sastrería tradicional entendida como un comercio cercano al ciudadano ha dejado de existir. Francisco Riera Valls nos proporciona los nombre de algunos sastre coetáneos que trabajaban en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria: Ricardo González, Paco Paiser, Tulio, Benítez, Nicolás e Isidoro Puga, Sanchís, Calvo, Santiago y Antonio Henríquez y Paco Suárez entre otros.

OBSERVACIONES
LOCALIZACIÓN: A ESTE INMUEBLE SE LLEGABA DIRIGIÉNDOSE DESDE EL PARQUE SANTA CATALINA POR LA CALLE ALBAREDA EN DIRECCIÓN NORTE, ENSEGUIDA NOS ENCONTRAMOS UNA PERPENDICULAR QUE CRUZA ESTA CALLE ALBAREDA, QUE ES LA CALLE PADRE CUETO.

HISTORIA: Francisco Riera Miralles, nacido en Alicante en 1908 se inicia en esa provincia como sastre en el período anterior a la guerra civil española. Obtuvo el título de “Maestro en Sastrería” en la Academia Torrent de Barcelona. Estuvo influenciado en la decisión de convertirse en sastre por un cuñado suyo llamado Francisco Devesa, que tenía una sastrería en Altea (Alicante). Ambos decidieron después de la guerra civil española venir a Gran Canaria, donde escaseaban en esos años profesionales en muchos sectores de empleo, entre ellos el de la sastrería. En Las Palmas de Gran Canaria abrieron en 1941 una sastrería denominada “Sastrería Riera” en la calle Padre Cueto nº 9. A los pocos meses Francisco Devesa decide dejar la isla y vuelve a su sastrería de Altea. Francisco Riera Valls, hijo de Francisco Riera Miralles, desde joven se interesa por el mundo de la sastrería con las visitas que realiza al trabajo de su padre, combinando esta afición con sus estudios en la escuela mercantil primero y posteriormente con cursos complementarios relacionados con temas administrativos, pero es en el año 1952 cuando obtiene el título de “Maestro en Sastrería” en la Academia Rocosa de Barcelona que su padre. En esa fecha cuenta con 18 años de edad y entra a trabajar de lleno en la sastrería, haciéndose cargo de la administración, el trato con los proveedores, la atención al cliente y la organización del taller. Estas tareas habían sido atendidas por su padre hasta ese momento, pero éste decide dejarlo en manos de su hijo y pasa a trabajar exclusivamente en el taller. Esta sastrería cierra sus puertas definitivamente en 1999, cuando Francisco Riera Valls se jubila.Confeccionaban gran variedad de tipos de prendas: trajes de pantalón y chaqueta, togas, abrigos, chalecos, uniformes civiles y militares. Materias Primas y Tejidos (Paños)

DESCRIPCIÓN: Se entraba a la sastrería por una pequeña entrada o zaguán, accediendo a la zona de atención al cliente y al despacho. Otra estancia anexa era el probador. Tras ésta se encontraban el taller, un área de planchado y un almacén.

OBSERVACIONES GENERALES: Hay que diferenciar entre las materias primas que utilizaban y los tipos de tejidos (paños). Así, las materias primas usadas eran algodón, lana, lino y mezcla de tergal y fibra sintética principalmente. Por otro lado, estarían los tipos de tejido con los que se confeccionaban las prendas, donde entrarían la franela, la pana, el fil a fil, la gabardina, la sarga, el cheviot, etc. Se utilizaban tanto tejidos de importación, principalmente paños ingleses, como nacionales, adquiridos en Sabadell.Los clientes solían ser hombres de un poder adquisitivo medio/alto sobre todo. También se realizaban prendas femeninas de sastrería, diferenciando este concepto de la ropa femenina de modistería. Aguja, dedal, tijeras de sastre, cinta métrica, plancha, máquina de coser, tiza, regla y escuadra. Además, para marcar los tejidos, estos se ponían sobre una gran mesa de madera de unos 2 metros de largo, por uno de ancho y unos 90 centímetros de altura. En el momento más álgido de la Sastrería Riera pudieron trabajar al mismo tiempo hasta 20 personas entre jefe de taller, oficial, medios oficiales, aprendices y planchador. Desde el momento en que entraba una persona para obtener una prenda elaborada por un sastre hasta su culminación se pasaba por distintas fases, lo primero era saber si quería una prenda de verano o de entretiempo, luego vendría el tipo de materia prima del que la quería (lana, algodón, etc.), el color, si la prefería rayada o lisa. Una vez elegido la tela, se le tomaban medidas en un probador y se elaboraba el patronaje (en papel), marcándolo luego sobre el tejido con tiza. Posteriormente, se corta y se entrega al taller, donde lo hilvanan (se unen los trozos de tela con puntadas largas con hilo de algodón) para pasar a la siguiente fase, que sería el probar sobre el cliente este primer diseño. Una vez que se ha probado la prenda al cliente se deshilvana, se rectifica y se vuelve a entregar al taller para su confección definitiva. Por ultimo, se plancha y se le ponen los botones como paso final. La entrega solía ser a domicilio. Esta entrega la realizaba un “botones”. Además, de la prenda confeccionada, el cliente se podía surtir en la sastrería de diversos complementos: cinturones, ropa interior, corbatas, camisas, etc. Francisco Riera nos da algunos datos del tiempo que se empleaba en lo que es la confección en el taller de algunas de las prendas que le encargaban, De esta manera, tenemos que para una chaqueta se invertían entre 26-30 horas, mientras que para un pantalón eran entre 8-10 horas. También nos comenta, que desde el momento en que una persona decide hacerse un traje y se le toman medidas, hasta la entrega del mismo, podían pasar de 15 a 25 días.

Volver a la página principal -
Volver a la principal de FEDAC