Los enlaces de navegación de esta página se encuentran después del contenido. Si no desea consultar todo el contenido seleccione esta opción para ir a los menús de navegación.

Si desea guardar la ficha en formato pdf pulse aquí

Carta Etnográfica de Gran Canaria

9571 - TIENDA DE GOLOSINAS DE PAQUITO ORTEGA GIL

TIENDA DE GOLOSINAS DE PAQUITO ORTEGA GIL

09571 - TIENDA DE GOLOSINAS DE PAQUITO ORTEGA GIL,COMERCIO,VENTA DE PRODUCTOS TIENDA DE GOLOSINAS DE PAQUITO ORTEGA GIL,COMERCIO,VENTA DE PRODUCTOS
DATOS GENERALES
CÓDIGO: 09571
ACTIVIDAD: COMERCIO
GRUPO / TIPO: VENTA DE PRODUCTOS / GOLOSINAS
ANTIGÜEDAD: SIGLO XX
SUPERFICIE: 40 m2
USO ACTUAL: COMERCIAL
D.G.P.H :
limpia
Mapa de localización
LOCALIZACIÓN
DEL RIEGO, 1
35330 - TEROR
TEROR
UTM CUADRANTE: 28 X: 446282 Y: 3104030
ALTITUD: 594 m.
TOPONIMIAS: EL RIEGO
CARTOGRAFÍA: GOOGLE EARTH - GRAFCAN

Ver detalle del mapa a pantalla completa
Ver con Google Earth
limpia
ESTADO
DESTRUCCIÓN POR OBRAS: SI
SAQUEOS: NO
ALTERACIONES NATURALES: NO
OTRAS ALTERACIONES: SI
ESTADO: REGULAR
FRAGILIDAD: BAJA
VALOR CIENTÍFICO: MEDIO
PROPIEDAD: PRIVADA
CLASIFICACIÓN DEL SUELO: URBANO
CALIFICACIÓN DEL SUELO: URBANO CONSOLIDADO
NIVEL DE PROTECCIÓN: 6

OBSERVACIONES ESTADO: Su tienda de golosinas la comenzó Paquito en otra estancia de la casa, en lo que hoy usa como oficina. Sería hacia el año 1964. Una década después la trasladó a la ubicación actual, en la esquina de la misma vivienda. Una estancia de la casa que hasta ese momento se había alquilado como bar, pasando varios arrendatarios por el mismo. De esta manera, fue conocido como bar Bernardo, bar los Juanes y bar de Pepe “el gordo”. Este bar ocupaba lo que es hoy la tienda de golosinas y el local de al lado, luego cuando Paquito abrió aquí la tienda de golosinas, se dividió. La tienda original tenía estanterías metálicas y un mostrador con estructura de hierro, cristal y con un contrachapado de formica. Con el tiempo se ha sustituido por los actuales de aluminio y cristal.

DOCUMENTACIÓN: Otros comercios cerrados: - Justo en la esquina frente a la suya recuerda que había otra tienda de golosinas y revistas. - En la plaza de la iglesia estaba el comercio de los Hernández, que se dedicaba a temas de ferretería, tejidos, venta de sellos, etc. - La tienda de Deogracias, por debajo de la iglesia y que vendía loza. - El comercio de Santiago Rivero, cerca de la iglesia y que se dedicaba a la venta de tejidos. - La carpintería de Pedro García, situada por encima de la iglesia. - La tienda de aceite y vinagre de Mariquita Antonia, que se localizaba donde ahora están la tienda de Falcón y el bar Nuevo. Elisa, la hija de Mariquita Antonia, también tuvo un negocio de golosinas. - El comercio de Bernardo Guerra que se dedicó a la venta de Ropa, tejidos, botones y hasta gasolina. - Manuel Ortega tenía un negocio dedicado a recuerdos turísticos, como postales y souvenirs, que complementaba con golosinas. Este inmueble es ahora propiedad del Conde de la Vega Grande. - En la calle Herrería se situaba el comercio de Valentín Pérez Domínguez, conocido también como Valentinito el de las máquinas. También Paquito nos habla de un comercio ambulante ya desaparecido, que en días festivos se colocaba en la plaza, el de Nemesio González, que vendía zapatos elaborados por él mismo. La tienda de música Guevara que se sitúa por encima de la iglesia recuerda que antes perteneció Pablo Guevara, padre del actual propietario, y fue una relojería. Otra relojería actual en la calle Real, frente a la tienda de ropa de Virgilio, la montó en primera instancia Pedro Quintana.

OBSERVACIONES
LOCALIZACIÓN: LA TIENDA SE LOCALIZA EN EL MISMO CASCO DE TEROR, HACIENDO ESQUINA ENTRE LA CALLE PRINCIPAL (CALLE REAL DE LA PLAZA) Y LA CALLE RIEGO.

HISTORIA: El inmueble donde está la tienda es propiedad de Paquito Ortega Gil, se terminó de fabricar en 1945. Pertenecía a su madre María de los Ángeles Ortega, que era soltera y que adoptó a Paquito, cuyos padres biológicos en realidad eran unos arrendatarios de una finca perteneciente a María de los Ángeles. Cristóbal Gil, el padre biológico de Paquito, había venido de Cuba, donde trabajó en plantaciones de tabaco, cultivo que implantó en esta finca, conocida como “Casa Huerta”. Esta finca se abastecía de la Heredad de las Rajas, cuya acequia todavía existe. Recuerda Paquito que junto a su tienda, pero en la calle Real, pasaba una acequia que traía las aguas desde Los Llanos (Heredad de Los Llanos). En esta acequia había unos lavaderos de piedra. Por su calle (calle del Riego) también pasaba una acequia de tierra que se unía luego a la principal de la calle Real.La idea de poner una tienda vino dada porque los pozos de la zona de la finca perteneciente a la madre de Paquito y luego a él, habían mermado las aguas que destinaban para el riego de estos terrenos, por lo que era una manera de tener otro ingreso. Nos comenta la hija de Paquito, quien regenta en la actualidad la tienda, que hubo un tiempo en que la tienda también tenía una sección de librería. Por esos años, en lugares como Teror o Santa Brígida, donde se celebraban mercadillos los domingos, estaba permitido que abriesen las tiendas, excepto las relacionadas con artículos de librería, por lo que tapaban este sector de la tienda con una puerta corredera cuando sabían de la presencia de algún

DESCRIPCIÓN: Local situado en la planta baja de un edificio de dos alturas. Es de planta irregular, casi rectangular. Las estanterías son metálicas y los mostradores de aluminio y cristal. Al fondo hay un aseo. Hay dos puertas antiguas de acceso a la tienda. Están hechas en madera y decoradas con motivos metálicos.

OBSERVACIONES GENERALES: Paquito nació en 1932. Los proveedores de golosinas de la tienda venían de Las Palmas y de Telde. Recuerda Paquito que antes no había puestos de velas ambulantes, sino que las mismas se vendían en la sacristía de la iglesia. Se las ponían los fieles a la Virgen del Pino o a San Ramón Nonato cuando era el caso de parturientas, ya que es el santo de las embarazadas. Posteriormente la iglesia colocó un puesto en el exterior de la misma, donde vendían rosarios, novenas, medallas y velas. Las velas eran de gran tamaño y no como las que se suelen vender ahora en los puestos ambulantes. Luego, estos fieles se adentraban en la iglesia de rodillas, colocándose un pañuelo en las mismas para realizar la promesa. Estas velas que se dejaban, con el tiempo por motivos de espacio se retiraban para derretirlas o enviarlas a iglesias más pobres. Esto último también pasaba con los ramos de flores que se depositaban. Las estanterías metálicas que tiene ahora la tienda son las originales de la tienda cuando ésta se localizaba en la otra dependencia de la casa.

Volver a la página principal -
Volver a la principal de FEDAC