Los enlaces de navegación de esta página se encuentran después del contenido. Si no desea consultar todo el contenido seleccione esta opción para ir a los menús de navegación.

Si desea guardar la ficha en formato pdf pulse aquí

Carta Etnográfica de Gran Canaria

9730 - DISPENSARIO DEL PRACTICANTE D. ALBERTO HERNÁNDEZ PERALTA

DISPENSARIO DEL PRACTICANTE D. ALBERTO HERNÁNDEZ PERALTA

09730 - DISPENSARIO DEL PRACTICANTE D. ALBERTO HERNÁNDEZ PERALTA,COMERCIO,SERVICIOS DISPENSARIO DEL PRACTICANTE D. ALBERTO HERNÁNDEZ PERALTA,COMERCIO,SERVICIOS
DATOS GENERALES
CÓDIGO: 09730
ACTIVIDAD: COMERCIO
GRUPO / TIPO: SERVICIOS / PRACTICANTE/MÉDICO
ANTIGÜEDAD: SIGLO XX
SUPERFICIE: 15 m2
USO ACTUAL: ORIGINARIO
D.G.P.H :
limpia
Mapa de localización
LOCALIZACIÓN
CALLE TERRERO, 13, Bajo
35002 - TRIANA
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
UTM CUADRANTE: 28 X: 459073 Y: 3108597
ALTITUD: 9 m.
TOPONIMIAS: EL TERRERO / ALAMEDA DE COLÓN
CARTOGRAFÍA: GOOGLE EARTH

Ver detalle del mapa a pantalla completa
Ver con Google Earth
limpia
ESTADO
DESTRUCCIÓN POR OBRAS: NO
SAQUEOS: NO
ALTERACIONES NATURALES: NO
OTRAS ALTERACIONES: SI
ESTADO: BUENO
FRAGILIDAD: MEDIA
VALOR CIENTÍFICO: ALTO
PROPIEDAD: PRIVADA
CLASIFICACIÓN DEL SUELO: URBANO
CALIFICACIÓN DEL SUELO: URBANO CONSOLIDADO
NIVEL DE PROTECCIÓN: 7

OBSERVACIONES ESTADO: El dispensario y consulta del practicante, se encuentra lleno de atarecos y herramientas profesionales, libros y demás enseres. En un espacio tan pequeño tiene una gran cantidad de objetos, muchos de los cuales son del comienzo de su profesión, a mediados del siglo XX.

DOCUMENTACIÓN: Cronista de Artenara José Antonio Luján Henríquez y Presidente Regional de Cronistas: Artículo de “La Pepa. El carril informativo Vegueta-Triana”. Fiestas Patronales. San Francisco de Asís. Septiembre-Octubre 2015.Página 11. Título: “Practicante Alberto Hernández Peralta, una larga memoria sanitaria”. El Informante que Claudia (Farrah ) me dió llamado Carlos García, podría no ser Carlos , sino Andrés García según el cronista J. A. Luján, que nos comenta que sabe mucho sobre Las Palmas y vive por el barrio de San Nicolás. También nos da otro posible informante llamado Pedro Quintana Andrés, doctor en Historia y profesor de Secundaria en Las Palmas, que sabe mucho sobre la cotidianidad de la vida en Las Palmas.

OBSERVACIONES
LOCALIZACIÓN: Se localiza el Dispensario de Don Alberto Hernández Peralta en las orillas del ya desaparecido tramo del barraco Guiniguada, en lo que hoy es la carretera GC-5 o también conocida como Carretera del Centro que desde Las Palmas de Gran Canaria se dirige a la zona de Tafira. Exactamente se localiza en el ensamble entre la parte baja del Risco de San Nicolás y la parte alta de Triana, junto a la Alameda de colón y la Plaza Cairasco, entre las calles Muro y San Justo y perpendicular a la calle Fuente, donde encontramos la calle Terrero.

HISTORIA: Nació en 1936. Alberto Hernández Peralta posee el título de Practicante, Medicina y Cirugía Menor y lleva ejerciendo la profesión desde su adolescencia, incluso antes de formarse oficialmente como practicante, ya que aprendió de joven con su tío abuelo que era practicante. Su niñez fue muy convulsa, ya que a temprana edad perdió a su padre Alberto Hernández Sánchez, fusilado en el Castillo de San Francisco. Su padre era brigada del ejército e inspector de la guardia municipal. Su madre se llamaba María Peralta Ojeda. Se crió en las cercanías de su consulta de la calle Terrero, en la calle paralela de San Justo. Su tío abuelo Rafael Sánchez Panasco, con quien se cría, tenía en la cercana calle de San Justo una consulta, por lo que desde los 14 años hasta los 18 años pudo asistir y trabajar en el mundo de los practicantes, sobre todo aprendiendo la profesión junto a su tío abuelo durante esos años en el entones Hospital de San Martín. Era una profesión institucionalizada muy recientemente, siendo en el año 1933.Con unos 18 años marcha a principios de los años 50 a Cádiz para estudiar, era el año 1955. Durante un año intenso consigue terminar su especialidad, aglutinando en sólo un año los estudios, que constaban realmente de dos años. Esto fue debido en parte a su experiencia adquirida en su adolescencia anterior como aprendiz de su abuelo. En Cádiz era habitual que los alumnos fueran muchos de Canarias, recordando todavía a compañeros venido de islas como Lanzarote y Fuerteventura. Se hospedó en ese año en Cádiz en una pensión, en la que recuerda pagar unos 5 duros por día, lo que le daba derecho a estancia y desayuno. Aún recuerda el nombre de la pensión, Pensión Rafaelito, situada en la calle Enrique de las Marinas. En 1955 comienza su periplo por varios centros sanitarios, del que destaca la leprosería, donde ejerció durante 31 años, y del que aprendió mucho de un veterano practicante llamado Don Cristóbal Cabrera Pérez de esta leprosería que era de carácter regional. Los problemas de lepra se les achacaba a razones hereditarias y relacionadas con la falta de aseo.

DESCRIPCIÓN: Dispensario de reducidas dimensiones pero muy acogedor en la parte baja de un antiguo edificio (Hay carteles en la fachada con su nombre, profesión, horario y teléfono para cita previa). Se accede al dispensario de donde don Alberto Hernández Peralta a través de una puerta de madera ensamblada en un vano de cantería. Una vez en el interior vemos que dispone de un escritorio con diverso material de oficina, fotos familiares, estanterías. Frente al escritorio se encuentra la zona de tratamiento, por lo que encontramos diverso material médico. Junto a ésta, encontramos una zona para su otra profesión paralela, la de callista, por lo que observamos un sofá y un reposapiés. Apreciamos también en esta misma estancia un mueble con diversos utensilios, tanto antiguos como de uso actual.

OBSERVACIONES GENERALES: Tiene ventosas que se usaban para las congestiones. Incluso guarda un tipo de ventosas denominadas escarificadoras que se utilizaban en los sangrados para descongestionar. Otros elementos que conserva son estetoscopio, algodón y tensiómetro. Con respecto a la profesión de callista que ha ejercido paralelamente, podemos ver un sillón especialmente diseñado para la cuestión, con reposapiés. Algunos otros elementos que vemos en las paredes del despacho son fotos antiguas y de familiares, recortes de periódicos y estanterías que conforman una pequeña biblioteca relacionada con el mundo de la medicina. Vemos de igual manera sus diplomas y títulos. Su diploma de Colegiado de Oro en 2008 y su título de Practicante de 1956.

INFORMACIÓN ADICIONAL

Volver a la página principal -
Volver a la principal de FEDAC